Plantas, Anas y hadas

INVENTARIO DE PLANTAS, HADAS Y ANAS

 

Plantas prehistóricas

Algas: La historia de las plantas empezó en los océanos, con el surgimiento de la clorofila y las algas. Sus cuerpos hechos solo de brazos transparentes y gelatinosos nadaron cerca de la superficie. Se multiplicaron en billones con los rayos del sol. Se movieron hacia aguas dulces, a pantanos, y poco a poco, en el curso de millones de años, cuando el agua bajaba y el pantano se resecaba, las algas fueron resistiendo, y resistieron tanto que pudieron vivir sin estar surmergidas, evolucionaron, se transformaron.

Briofito: Son el primer gran reino vegetal que habitó la Tierra: plantas con tallos y hojas, pero sin raon t, como los musgos. Cuentan con unos filamentos que absorben del suelo el agua con las sales minerales que el vegetal necesita para su nutrición.

Musgo: Se extiende como alfombra verde sobre el suelo, las rocas, la corteza de los árboles e incluso bajo el agua corriente o estancada. Su reproducción no requiere nada más que el deseo de extenderse, fragmentándose. Sus hojas están bien desarrolladas y tienen pelos rizoides o absorbentes.

Planta vascular: Los cambios en el clima prehistórico, que se volvía más reseco, obligaron a las plantas a estirarse hacia el mundo subterráneo y echaron raíces para alcanzar el agua. Así surgió el segundo gran reino: el de las plantas vasculares, el de los helechos y los equisetos. Toda una gran civilización vegetal que dejó de arrastrarse y se alzó para extender sus hojas sobre aquel gran y único continente, entre erupciones volcánicas y terremotos.

Helecho: Planta vascular sin flor que no produce semilla, se reproduce por medio de esporas. Tienen grandes hojas (“megafilos” o “frondes”) y los hay de muchos tipos: terrestres, rupícolas (que se cría en las rocas), epífitos (que se cría sobre otra planta), acuáticos y  arborescentes. Hay unas 10 mil especies diferentes en todo el mundo.

Equiseto o cola de caballo: Igual que los helechos aparecieron hace más de 400 millones de años y eran plantas gigantescas de hasta 30 metros de altura. Los equisetos se pueden confundir con bambúes, carrizos o pastos. Les gusta estar cerca de corrientes de agua cristalina.

Bosques de coníferas: Árboles gimnospermas que formaron una nueva civilización dominante hace 345 millones de años: pinos, abetos, cedros, alerces, cipreses y secuoyas. Los imponentes bosques del Carbonífero.

Cica o palma del sagú: Planta de la familia de las Cicadáceas (plantas gimnospermas propias de los países tropicales, semejantes a las palmeras) que viven 200 años y están aquí desde hace 300 millones de años. Tiene hojas de medio metro a dos metros de largo, rígidas, de color verde oscuro.

Ginkgo: Árbol de unos 270 millones de años de atigüedad, como sucede con todos los árboles hay machos y hembras. Es un súper árbol que se adapta y resiste casi todo. Sobrevivió a la bomba nuclear en Hiroshima y Nagasaki. Muchos lo consideran sagrado y se dice que aleja al fuego.

Gimnospermo: Plantas con las semillas expuesta.

Angiospermo: Plantas con flor o plantas semillas cubiertas, encerradas, más resistentes a todos los cambios que experimentó el Planeta. Hoy, vivimos este imperio: hay alrededor de 250 mil especies de angiospermas, y quedaron solo unas 800 especies de gimnospermas.

 

Pteridomania o ¡locos por los helechos!

Tal vez eran sus formas alargadas y elegantes, o las sombras que producían o la manera en que se desenvolvían poco a poco sus retoños o que hubo alguien que extendió el rumor que el gusto por los helechos era signo de inteligencia. ¡Quién sabe! Pero en el siglo XIX en Inglaterra surgió una moda que se extendió tanto que hubo que llamarla “fiebre”, “la fiebre de los helechos”. La gente construía invernaderos de cristal y diseñaba jardines especialmente para sembrar helechos y exponerlos como joyas. Se hicieron, libros, prendas de vestir, diseños de muebles con los helechos como inspiración. Incluso hubo bandas de ladrones de helechos y un mercado negro en donde se vendían hasta en 20 mil pesos. También se organizaban excursiones nocturnas para ir a buscar especies raras de helechos y grupos de amantes de los helechos, lo que incluso derivó en romances y matrimonios entre parejas pteridomaniacas. Seguro Ana hubiera sido líder de uno de estos grupos.

 

Hadas

Sidhe: Originaria de Irlanda y las Tierras Altas escocesas. Viven cerca de tumbas antiguas, son altas y muy hermosas, tienen la piel extremadamente suave y el cabello muy largo. Son muy poderosas porque solían ser dioses celtas. No les gusta que las nombren, así que es mejor referirse a ellas como “hadas” o “mujeres de paz”.

Morgana: Poderosa hechicera y reina que puede ver el futuro y proporcionar vida y destrucción a partes iguales. Vive en un castillo en una isla encantada rodeada de bosques y fue cercana al Rey Arturo.

Oberón: Hay quien ha dicho que es hijo de Morgana, otros aseguran que solo es un duende que tiene una copa mágica de la que hace brotar toda la bebida y comida que desea. Para los celtas y en las leyendas medievales es el Rey de las Hadas o de los Elfos.

Mab o Maeve: Es la reina de las hadas. Algunos la conocen también como Titania, que describe William Shakespeare en su obra de teatro Sueño de una noche de verano. El escritor la describió como un ser encantador pero obstinado.

Vila: Hermosa mujer alada que suele aparecer desnuda o vestida de blanco, con el cabello largo y suelto. Puede convertirse en cisne, caballo, serpiente o halcón, o manifestarse con las fuerzas de la naturaleza, como torbellino. Viven en lo más hondo del bosque y protegen a las plantas y a los animales. Saben curar con hierbas. Algunos dicen que son espíritus de mujeres muertas.

Peris: Pequeñísimo espíritu alado de la naturaleza que refleja todos los colores del arcoíris. Algunos creen que las peris provocan los eclipses, otros dicen que son ángeles caídos, otros que son pequeñas luces que representan las fuerzas benignas de la naturaleza. Necesitan los perfumes de las flores para sobrevivir.

 

Naturaleza mágica

Las hadas y otros seres de la naturaleza son siempre una mezcla entre poderosas fuerzas ocultas y magia que ayuda a las personas. Algunos creen que son criaturas malvadas, otros los consideran seres sagrados. Tal vez sean un punto medio entre los dos. De las hadas se ha dicho que son “ángeles destituidos”, seres celestiales atrapados entre el cielo y el infierno, y por lo tanto combinan bien y mal en su carácter. La mayoría cree que si se les honra, dejándoles ofrendas en los árboles, o protegiendo la naturaleza, te protegerán. Solo se vuelven peligrosas (y mucho) cuando dañan el mundo natural y sus criaturas.

 

Anas

Ana Frank: Nació un 12 de junio de 1929 en Alemania y murió cuando tenía 15 años en un campo de concentración nazi. A los 13 años empezó a escribir un diario donde contaba cómo era su vida escondida en un departamento en Ámsterdam. Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, su padre, Otto, el único sobreviviente de la familia, publicó su diario siguiendo el deseo de Ana de ser escritora.

Ana Shirley: Niña huérfana e ingeniosa que protagoniza la novela Ana la de Tejas Verdes, escrita por la canadiense Lucy Maud Montgomery y publicada en 1908. Ana es pelirroja y muy alocada. Su carácter anima la vida en el tranquilo pueblito pesquero de Avonlea. El libro tuvo tanto éxito que su autora escribió siete más: Ana, la de Avonlea; Ana, la de la isla; Ana la de Álamos Ventosos; Ana y la Casa de sus sueños; Ana, la de Ingleside; y dos que narran la vida de los hijos de Ana. ¡Mucha Ana!

Ana Estuardo: Primera reina de Gran Bretaña. Se casó con el príncipe Jorge de Dinamarca, aunque a la familia y a la corte no les parecía el mejor partido (¡típico!). No le importó, Ana y Jorge tenían muchas cosas en común y disfrutaban juntos de la vida doméstica y la tranquilidad del campo. Tuvieron 19 hijos pero, tristemente, casi todos murieron al nacer y ninguno llegó a la edad adulta.

Ana Bolena: Segunda esposa del rey Enrique VIII de Inglaterra y madre de la futura reina Isabel I. Murió decapitada acusada injustamente de adulterio, incesto y traición.

Anna Leonowens: Profesora, escritora y viajera inglesa que trabajó cinco años en el Reino de Siam (hoy Tailandia) para dar clases de inglés a los 67 hijos del rey Mongkut (¿te imaginas tener 66 hermanos?). Su opinión era escuchada con atención y se cree que influyó en el carácter progresista del príncipe heredero, Chulalongkorn, quien aboliría la esclavitud.

Anna Karenina: Aristócrata rusa protagonista de una famosa novela publicada por el escritor León Tolstoi en 1877. Anna, casada con un funcionario del gobierno ruso y madre de un pequeño, se enamora de un conde más joven que ella e inicia un escandaloso romance. La historia termina muy mal.

Anita, la huerfanita: Anita o Annie es otra huérfana (en la literatura abundan los personajes sin padres) que vive en un orfanato y es odiada por su directora la Señorita Hannigan. Pero su suerte cambia cuando la adopta un millonario. Fue creada originalmente como una historieta por Harold Gray y publicada en 1924. Luego hicieron un musical de teatro y varias películas donde Anita se la pasa cantando.

 

Anna Atkins, el extraño caso.

A veces un escritor inventa un personaje y luego resulta que ese personaje se parece mucho a alguien de la vida real y un día se le presenta. “Hola, mucho gusto, tú me describiste en tu novela, soy yo, tu personaje”. Otras veces resulta que es una persona que vivió en otro siglo como ¡Anna Atkins!, una apasionada de la fotografía y de las plantas. ¿Te suena? Nació en 1799 un pueblito rodeado de castillos y bosques, Tonbridge, Kent, en el sudeste de Inglaterra. Se le considerada la primera mujer fotógrafa y la primera persona en el mundo en publicar un libro exclusivamente de fotos que se llamó: “Fotografías de las algas británicas”. Solo se publicaron 12 ejemplares. Anna era botánica, estudiaba las plantas y quería conseguir copiar sus formas con exactitud. Aunque había muy buenos dibujantes, se le ocurrió utilizar la cianotipia, un método para imprimir fotografías que utilizaba unos compuestos químicos que hacían ver azules las imágenes. Anna siguió publicando fotos de algas y otros libros como “Cianotipias de las Plantas con Flores y Helechos Británicos y Extranjeros”. Una Ana de hace 200 años que tomaba fotos de helechos. ¿Reencarnaría en la Ana del libro que tienes en tus manos?

 

 

EXTRA: Inventario de personajes

 

Alicia: Niña curiosa que sueña con países maravillosos.

Susanita: Amiga de Mafalda que sabe los detalles de la vida de todos y sueña con casarse y tener hijitos lo más pronto posible.

Felipe: Soñador y eterno enamorado, amigo de Mafalda.

Gandalf: Poderoso mago enviado a la Tierra Media para luchar contra el señor oscuro, Sauron.

Morgana: Poderosa hechicera o hada que puede ver el futuro y proporcionar vida y destrucción a partes iguales.

Fújur: dragón volador de la suerte. Es blanco, tiene escamas y su voz resuena como una campana.

Gato Cheshire: Aparece y desaparece a su gusto por todo el País de las Maravillas.

Grillo Parlante: Insecto que a veces sigue a Pinocho y a veces sirve a la Hermosa Niña de Pelo Turquesa.

La Sirenita: Jovencita que se enamora de un príncipe y consigue un conjuro para volverse humana, a un precio muy alto.

Blancanieves: Princesa escondida de su madrastra en el bosque con siete enanos.

Cenicienta: Joven maltratada por sus hermanastras y madrastra que consigue ir al baile del rey con la ayuda mágica de un árbol.

 

 

Anuncios